IRRACIONALES

Como poco desde el perro de Descartes a vueltas con lo mismo, que ya olía, hasta donde nos encontramos hoy. Les ha costado, pero al fin los diputados admiten por ley que un animal no es cosa. Ya es hora de ir reconociendo la complejidad de la vida irracional en el parlamento, y lo que cuesta llegar a ser bestia por derecho propio.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu email nunca será compartido con nadie.Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.