PRIVADOS

Me pregunto por qué desde que hay privatizaciones se nos priva de oir mencionar siquiera en medios públicos o privados la palabra privación. Se lo preguntaría a Olivares pero parece seguir como privado hasta de audiencias. Claro que habiendo libertad de expresión ¿quién nos priva de decirla en privado? Nadie como quien dice.

Aunque acabo de tener una revelación, como en la pizarra de la escuela: la diferencia entre la vieja privación común y la privatización resulta ser tiza literalmente hablando, introducida justo en los medios. Será como entonces, para que vayamos aprendiendo lo que es echar cuentas por duplicado para estar más seguros, o mancharse las manos ilustrando lo que son virtudes cívicas o igualdad de cualquier género, incluso resoplar echando un polvillo en blanco pero a los cuatro vientos al terminar.

¡Buf!, qué alivio!, ahora lo entiendo. Me voy a privarme a gusto hasta mañana, y que descansen, ustedes no se priven que ya hay quien se encarga. Y que su privación les traiga en privado felices sueños.

&

Comments are disabled for this post