Febrero de 2021

 

El revuelo del moscardón (V.O. Deflais flai revisited)

            Todos los medios solventes difundían hace poco como un rumor o perdón, un zumbido o quizás clamor unísono en la actualidad (luego deberá ser verdad) la noticia de que hay rodando por ahí muchos bulos que son noticias sin fundamento; que la cosa debe llamarse infodemia global, pero que por si acaso no,  es función esencial de la prensa verificarlo dándole además la máxima difusión (junto con su refutación correspondiente, que también hay que decirlo aunque sea entre paréntesis para ser imparcial). Noticia de verdad fundamental e importante, cuya fundamentación desde un principio se espera importada de un momento a otro desde luego gratuitamente y sin embargo (aunque con el bloqueo por la pandemia de los medios de comunicación, se entiende) hace ya varios y no llega, y entretanto ni rechistar, que ya ni una mosca se oye en torno a tal materia aunque a la legua se huela que trasciende de lo anecdótico la difusión de palabras como infodemia, sin patrón lógico alguno y por brotes descontrolados y a saltos como quien dice al azar. Y  pasando sin más a otro asunto distinto de la actualidad, claro, como tampoco podía ser de otra manera científicos de Vuján han confirmado en el laboratorio las peores sospechas hasta ahora sobre el papel reservado para las excreciones, aparte de la salival, de varios tipos conocidos pero que no suelen incluir los anales de la prensa especializada en el actual modelo de difusión epidémica: verificando el viejo proverbio chino de nuevo resulta que lo más peligroso no es oír al moscardón mientras la estás cagando, sino dejar de oírlo.

&

Cuarto poder (arrebato)

     Estos bravos periodistas que por decir verdad jamás vivos o muertos, no siendo ambos, jamás admitirían que les arrebatara la palabra por derecho y sin más son quienes me quitan sin más todo derecho al silencio. Y a callar.

&

Inolvidable, irresistible, insufrible

     Sólo una cosa en esta pandemia sé de cierto que no podré resistir, oir a coro un solo resistiré más. Y menos de quienes no se resistirán jamás a contraer nada que conlleve algo de público ante cualquier privación sin remedio aun de la vida. Como vienen demostrando desde el nacimiento pasando por zambomba y pandereta una y otra vez hasta la sociedad más vomitiva; y como no resistirán desde que tienen uso de razón sus emociones a ningún contagio coral mientras traiga el acompañamiento de serie, la melodía dada y hasta prescritas las palmas como las palabras antes de nacer, difuntas de nacimiento memorable a cualquier hora en punto para acordarse mejor ya que se trata de una experiencia inolvidable. [Pero donguorri gotebayuns, patria o muerte no siendo ambas venceremos]

Corchetes en el original; del anónimo diario Ecos de la peste, fragmento de la entrada con fecha 1 de Abril de 2020 y título (¿por decidir?) entre interrogantes ¿Día de la victoria aquélla?

&

Mascarillas

            Visto lo visto tendré que hacerme negacionisto. Yo también soy contrario a imponer en cualquier caso la mascarilla y para todos hasta poder vacunarlos. Preferiría obligatorio en todo caso el bozal y para algunos hasta después.

&

Propagación epidérmica

Ciudad de Méjico, exterior mediodía; coches paseantes y algún árbol, ni sombra de sombra; sólo si acaso una voz fuera de escena: – Eliseo o Timoteo vive en el distrito federal pero lleva setenta y dos horas en su cuarto como improvisada sala de espera porque tiene coronavirus, ha llamado a un hospital y le han dicho que había plaza pero al llegar (dentro video supervisor), y acompañado por un miembro de su familia Timoteo o Eliseo el chófer de la ambulancia le lleva a otro donde les esperan más miembros de la familia, aunque (dentro video chófer) conque es en vano, y lleva ya diez hospitales pero nada porque en el distrito federal (dentro video experta), así que Timoteo o Eliseo vuelve al sofá azul de su sala que seguirá de momento siendo de espera (dentro chelo, cortina etc, fin).

Y es que lo más aterradoramente dramático en las noticias sobre este virus, siempre atendiendo al escenario global, es su velocidad de propagación epidérmica aunque en el fondo, claro, sólo por la superficie de este planeta nada más. Que globalmente hablando se sigue sosteniendo en el vacío, conque no debe ser grave y pasamos a otro asunto completamente distinto, a Carlitos se le ha caído un diente y como hay nieve hasta el culo o la rodilla de su padre y sus ovejas respectivamente no puede salir de casa por la puerta de madera para ir al dentista, ni entrar Pérez el ratoncito a fomentar el reciclaje. Es lo que tiene la nieve, cuando se mira al detalle, que acústicamente apaga cualquier voz reduciéndola a un rumor ininteligible y salta a la vista, superficialmente hablando parece igualarlo todo en apariencia, aunque con mucho colorido local, en el fondo en blanco.

&

Del altruísmo

            Gran virtud, el altruísmo. Y ponerse sin dudar en mi lugar, ¡ah quién pudiera!

&

De catarsis y depuraciones

            “Esta pandemia nos ha cambiado tanto por dentro, en nuestras relaciones sociales y con el planeta”, que el agua ha empezado a cotizar en el mercado de futuros, el aire en el de pasados, y los respiradores en el de presentes tan costosos como gratuitos por no hablar claro de los masocultos pensamientos, como siempre, disponibles en portada en el interior de la gran superficie donde esta pandemia nos habrá cambiado en el fondo a la derecha (nenúfares verbales y ecología ornamental) por un colorido centro de frase para capullos de bonolotófago en flor, que es lo que toca (incluso más que el euromillón), con cuidada presentación (de momento inolvidable) y máxima resonancia gracias a su, por así decir, ilimitable capacidad ecológica para, como de otra manera no podían ser, fluídos suspensos sintácticos de su, por otra parte aleatoria, semántica flotante de raíces USB, USA o UE ad libitum o a escoger según, con patémica extraíble y pragmática adosable o al revés depende, sírvase customizarse la lobotomía  de su elección y viceversa en la barra/barro de nuestro variado menú único o viceverso, alternativamente disponible así mismo en prosa o en verso a sí mismo no siendo ambos, claro, ambos no siendo, o viceverso, o viceversa, etcétera ilimitable, persécula seacool- around & Sochul DTV (opcional) o hall-lay Yiamén (beisic), depende: ah, y no olviden conservar bien los tiquets porque dan fe, bien al revés, pues conviene recordar antes de nada que igual tenemos que cambiar algo en esta pandemia, después de todo.

&

T-Art

            Entrevista virtual a la salida del Guggenheim, el año en que el Aberri Eguna cayó en jueves y Corpus Christi en domingo: “¿Lo que más me ha gustado?, la sinceridad del tearte, que es como el mearme pero cuando te pasa a tí y entonces es arte. Y qué echo en falta, pues unos cuantos nosarnos y vosarvos de entrada para poder comparar desde el mismo principio; y ya puestos a conjugar tanta variedad, haber hecho al final un hueco para searses varios junto a la salida por ejemplo, así uno se iría sin el apremio de tener que conjugársela él solo en casa”.

&

Cuéntame, tú que estabas (para mí que no, cap. MIV)

            Las oposiciones a narrador de corte español actual, estilo libre o mariposa, deberían constar de una sola cuestión, cuéntenos cómo llega a verse muerto alguno con la mayor brevedad. Riesgo de congestión no hay, los poetas nunca se presentan por mal educados en la actualidad.

&

 

          Exhortación, con motivo de alguna catástrofe, a aceptar en la capital cualquier inmerecido socorro providencial sin recelar y con interés, aun el más particular en apariencia o ya sin reservas hasta el fondo comunitario ante la mayor calamidad, como su dueña y señora sin duda alguna y sin vacilar (cc. 2020 a.C., fragmento cuneiforme en barro pero cocido, hallado en 2025 en el curso de una calle durante los trabajos de limpieza del yacimiento sumergido de Chamberí tras la Gran Nevada de 2021; descifrado y reconstruído en los servicios municipales del Museo Antropoginecológico de Madrid; cortesía del Archivo Aggiuso en Génova, cat. en tablillas 21 A y 21 en B).

 

  1. A) /…/ y por todo ello [ben-]dita seas oh Haved, hija de Tomaz de la casa de Kojed, señora del Harramblaz, del Piyad y Simpagar, dueña por tus manos de Hoquis y de Bóbilis y por tus ojos bellidos reina de todo Azquirir, y de Bar Ahkalofi, [bienvenida a ésta] sin duda tu sola patria verdadera que no podría sentir mayor gozo [que tu regreso] como alguna vez en verdad te fueras, ni lanzarse a acoger ningún otro don del cielo sino [¿en todo rincón?] de la tierra con más alegría que como sueles tú misma hacer con todos los nuestros, con brazos tendidos y manos abiertas a una como el dios manda [en] las cuatro [¿reglas, esquinas del mundo…?] sin [mayor] discernimiento y sin mirar [a quién] para derrochar de inmediato fuera de toda medida [tu generosidad] /…/ Mas como el dios aprieta pero no ahoga, y pese a nuestras desidias y recelos [otra vez] contra toda previsión se nos manda providencial tan gratuito socorro, entretanto por pensiles y terrazas, por jardines y tabernas entretanto entre tanta figura de muerte y desolación esté todo nuestro cuidado en el fondo comunitario pese a cualquier aparente interés particular, y además por completo y enteramente sin repartir, puesto y con todo celo únicamente en servir por [jardines y pensiles y] tabernas y terrazas a lo que el pueblo demanda por tu boca, oh reina de Lakanya y dueña del Bar Ahkalofi, atendiendo como tú al menor designio y asomo de providencia como prescritos [que son] al instante y sin dilación oh señora [ininteligible] de la ruina y la desolación con vuestra palabra y [escritura ilegible] al dictado de vuestra regencia inigualable [desde aquí si no antes totalmente corrupta]/…/ porque está escrito, [pedid y] al final se os dará por [¿…?] en adelante y por [¿demás, detrás?] aunque nunca como os mereceis /…/.
  2. B) /…/ como que también [está escrito que] es de mansos pagar sin rechistar la desgracia padecida fruto de otro mal obrar, pero de sabios aprovecharla diligentes para cobrar [conciencia] de sufrimiento tan general, [y de] que si aquéllos heredarán la tierra de La [-kanya] prometida por tu fe, éstos darán fe de tu celo en su reparto y serán fieles notarios, y a más de sus honorarios como cumple a tu grandeza y rima con tu naturaleza, oh tú que todo mereces sobre todos los humanos, obtendrán ver en sus manos a modo de recompensa del palacio de tus jueces como cuadra con justicia, inmensa, uno o dos de tus caballos [cabellos, sin duda errata en la inscripción o posterior deterioro] /…/ así pues, oh tú, la más grande y la mayor de las hijas de [Tomaz] que hayan visto nuestros tiempos, guárdate como nos guardas de la odiosa soberbia, y del orgullo odioso del cálculo tedioso y la arrogante previsión guárdanos, que providencia sólo hay una y a ti te encontró en las calles oh simpar entre todas repartiendo tus dones y multiplicando  [tu presencia] como nadie y ofreciéndote por mil a la hora [de ayudar] con tus firmes pero cálidas [bondades], y con tu consolador [¿…?] líbranos de cualquier otra providencia y del plan y el argumento líbranos, ampáranos de improviso y de vuelta en la tierra de Lakanya prometida sin dilación guíanos porque aquí ni uno ni dos sino hasta el mismo dios, y quién podría negarlo,  hoy se muere aquí por ella.

&

Hermetismo (fuga sin variaciones)

Nada tan hermético y que a menudo se nos escape tanto como el ser humano, salvo ser butano. Lo bueno es que en su caso la culpa siempre es suya en cualquiera de los casos.

&

Rareza (variaciones a manera de fuga sobre un tema sin escapatoria)

Tema rector (lacónica)

La vida es muy rara: la animación abunda.

Notarial

Mientra la animación abunda, la vida es muy rara

Misantrópica (sotto voce)

La vida es muy rara mientras la animación abunda.

Odontológica (con el canto en los dientes)

La vida es tan rara que la animación abunda, se comprende.

Dialéctica

Mientras la animación abunda de continuo en cambio la vida es discretamente rara sin interrupción.

Epistemológica

La vida es rara en verdad, mientras con toda certeza en cambio la animación abunda.

Melancólica (en mí, pero mayor)

¿Era ser redundancia una viva animación pero un ánima viva un espanto, o al revés?, ya no me acuerdo, hace tanto de ambas cosas…

Cuántica (arreglo postmoderno de la dialéctica, colegiblemente en tono menor o mayor según)

La vida es una singularidad de continuo discretamente rara, al tiempo que la animación es raramente discreta de continuo (de donde se sigue a la vez simultanéamente como suceso singular y sucesivamente como similaridad única entre una y otra o al revés, y además a la vez las dos, primero una continua discontinuidad insalvable lo mismo por duplicado en el original que por ser original en el duplicado, que entre animación y vida a continuación constituye a la vez un simple salto cuántico doblemente irresoluble o uno doble simplemente indecidible que en un clic…buff… ah, y acordáos de cerrad el paréntesis antes de iros, voy a ver si) ahí fuera encuentro una aspirina y ya si eso otro día más

&

Ha llegado

Por fin está aquí, ha llegado, el día más mágico del año.  Y tanto que en éste la Navidad lo mismo puede ser blanca que de la misma negra en el mismo telediario; sólo hay que sugerirle el oxímoron al reportero, en este caso del Amor por antonomasia. Pero por fin, ha llegado, alégrate y corre, corre a compartirla jubiloso atravesando comarcas y fronteras que se abrirán a tu paso sin dilación, pues el Hijo del Hombre ha nacido en un pesebre y en el gobierno, además a la vez,  se anuncia que vistas las circunstancias de neonormalidad sociosanitaria el actual estado NNSS permite en esta fiestas la reunificación de familias y allegados.

Que será el milagro de esta Navidad si lo consigue, y más como incluya a los matasuegras. Aunque tampoco éste acabe de estar claro, claro, y también las dudas se nos amontonen como ciudadanos responsables de verdad y protagonistas auténticos de esta pandemia en Preciados. Pues no es fácil,  en un contexto tan problemático como esta epidemia por lo menos, alcanzar a entender en boca de una Administración dictando normas qué quiere decir con allegado, y menos si es de oídas, porque de entrada ¿será con hache o sin hache?; ¿ le estará diciendo a uno que se le dejará llegar a su destino en tanto ya allegado, o que en cuanto allegado ya se le deja llegar?; ¿o algo más complejo que como allegado pero poco al orador aún se me escapa en la distancia?; y eso no siendo como es mi caso en ninguno de los casos, que ni tengo familia ni se quiere allegar por aquí ni Cristo por Navidad ni aun los recaudadores de Antipas a cobrarme la luz de la revelación por el asteroide de Belén (pero hombre de Dios, cómo no vió el asterisco entre la letra pequeña), ¿eso significa entonces que se me permitirá allegarme a mí para pasar conmigo estas fiestas extrañables guardando las distancias, claro, como en la feria de Valverde que gana quien se la pierde?

Y eso que ya lo decía Saavedra Fajardo en su correspondiente espejo de príncipes, moda por antigua en toda lengua por entonces como la educación onlain en ninguna por ahora, pero en el actual: que no es recomendable meterse el príncipe a legislar costumbres, pues necesariamente se incumplirá esa ley a más de perder su crédito en adelante las demás y quien las promulgue. Conque no digamos siendo la costumbre un cómo hablar entre vecinos y allegados que en culto a lo griego se solía llamar idioma y por lo latino en nuestro caso natal, y como tal ha llegado a nosotros. Mas como era otro país y en otro tiempo que hoy probablemente en ningún caso resulte familiar, y aun habiendo pasado ni siquiera allegado para nadie por lo que se ve, santo y bueno. Y no habiendo aquí más que hablar, ya no hay más que hablar para felicitarse las Pascuas por teléfono por ejemplo de antigüedad y tradición, y salvando las distancias desearse, como ha llegado ya,  una Navidad feliz guardando las distancias como la que más.

&

Más sobre el estado de coma

Desde el punto de vista clínico actualmente sólo puede considerarse normal que a lo largo de toda una vida un pensamiento vaya cambiando continuamente, según se dice incluso antes de empezar a hablar, desde los mismos principios y por supuesto huelga decirlo hasta la muerte”. Ahora bien, que a lo largo de toda una vida un pensamiento vaya cambiando continuamente según se dice, incluso antes de empezar a hablar, desde los mismos principios y por supuesto hasta la muerte, huelga decirlo, sólo puede considerarse normal actualmente en un político español. Lo que demuestra desde el punto de vista clínico  no hallarse en un estado normal desde el punto de vista político, sino en uno de coma inducida a discreción de continuo, ni en un problema moral sino neurolingüístico. Cosa que por otra parte algunos conjeturamos hace tiempo, como poco desde Benavente y su monstruo de la jurisprudencia no siendo que es gerundio desde Campazas, en cuya invención se apoya todo estado imaginario como éste, gramaticalmente hablando indeciso por suspenso y viceverso en prosa, suspenso por indeciso políticamente hablando entre lo uno y lo otro. No siendo ambos, claro, y además a la vez porque sólo faltaría, aunque faltaría más, a la vez además ambos no siendo.

&

Iluminación (parábola del consejero y lo que es de nadie)

            Había visto lamas en Huesca y jarecrisnas en Gredos, pero hasta ahora jamás me había sido dado ver adeptos al Vedanta en Murcia, y además practicantes. Lo cierto es que entre tanta vana consejería sin consejo previo ni aviso un buen día apareció en una de ellas que cuál iba a ser, la de Salud integral, una vacuna de nada al parecer de nadie. Y como en efecto a su parecer siguiendo la doctrina de su venerable maestro Serakhespami  es mío sólo lo que es  de nadie, la vida sombra que vuela y la identidad nada, y lo que nada corre o vuela a la cazuela, y más cuando mirando por la salud integral en cuerpo y alma lo primero es lo primero, sin duda por dar ejemplo como tal el consejero siendo además practicante se la inyectó como el primero. Mas como quiera que queriendo seguirla hasta el final tenga más adelante la doctrina del siempre venerable Serakhespami Iparamipanda segunda parte, y aunque nunca sean buenas, exclusivamente por serlo  él inclusive sin dejar a nadie fuera pues también dice el Señor de los cristianos pedid y se os dará, y se dió que se pidió, quiso que el azar dejara caer por la consejería cierto día que resultó con certeza ser el mismo un maná de vacunas también de nada que también eran de nadie, y ni corto ni perezoso por ser pecado pero ante todo por ser mortal las dió mientras se pidió cómo iba a ser , y a quién, por milagro multiplicadas como panes y peces a sus prójimos más prójimos, que si bien se mira en conclusión es la misma en que acaba clamorosamente la doctrina del Iparamipanda.

Que no será iluminación por falta de luces, pero en pasmo sin palabras sí me deja este suceso minúsculo y escondido literalmente en un rincón del mapa al fondo a la derecha. Y que sin duda por la fuerza del karma es donde debía ir a parar, porque hasta ahí llego siguiendo la parábola hasta cierto punto; concretamente en el que se me inyecta una buena dosis de moral pues queda claro después de todo y no es poco, sobre todo para un donnadie como yo, que es la salud de todos lo que es de nadie y por tanto cosa mía; aunque a la vez de otros, y además en virtud exclusivamente del equilibrio cósmico siempre admirable para compensar sin duda, la que es de todos. Sólo que justo ahí es donde surge la duda junto al pasmo suspenso hasta perder toda noción de tiempo y espacio, pura ilusión como se sabe ante todo entre los rectos practicantes del camino o del camino del recto según (de que inyección se trate, y de qué moral): puesto que en realidad nada pasa, y si pasa será a nadie en ningún momento, luego entonces ahora ¿qué es del consejero?

Pues nada, qué va a ser, lo que es siempre de nadie. Que sigue siéndolo. Y que dure, y salud para disfrutarlo en cuerpo y alma que lo primero es lo primero: aunque justo por lo segundo no creo que sea mucho, por lo escasa.

*

  1. Si antes lo digo antes me contradicen dándome la razón, que mística no es pero pasmado me deja aun más. Apenas unas horas, y después de todo lo que no es poco queda claro que el consejero, por voto solemne de clausura sin duda, se retira del Mundo para irse no a hacer trasplantes de tomate al Sangonera sino a su profesión de fe en la cardiología, y en lo que pueda hacer con los corazones humanos una descarga minúscula o una inyección de nada. Bendito él que aun tiene fe para creer en lo que ha visto, y con lo que habrá tenido que no ver siendo político que es para no creer. Lo que pasa es que yo también tenía por aquí un fragmento de nada, y por no desperdiciarlo aun siendo un nadie como quien dice tampoco quería desaprovecharlo. Conque aun sin ser médico en ejercicio de rehabilitación o viceversa ni estar en la primera línea sino la antepenúltima porque nunca se sabe, y siguiendo a la autoridad sociosanitaria neonormalmente parece mejor curarse uno en salud que prevenir en general, por si hubiera después todo alguien más y le valiera aquí mismo se lo eyecto y sin coste alguno, de nada a nadie. Que total es nadería, y entre nosotros sin que se sepa, eso siempre será lo mío.

&

Escenas conyugales en la intimidad (de una pareja singular, sin Bergman a la vista ni más montañero que uno tratando de coronar el Venusberg en solitario por la ruta más familiar)

…pero si te doy mi palabra, mi amor, no es por eso, es porque tú nunca haces caso mi vida y eso que más claro no puede estar, que es que es ya para morirse, pero si esto lo cuentas y no se lo cree nadie, ¿es que entonces no lo ves?, si no digo que esté mal ser querido así por lo que más quieras, mi vida, por ejemplo, a pelo y sin artículos de complemento de ningún género, sólo digo que así uno puede liarse y luego verse de repente sin pensar en un lío de cojones, y encima sin querer, y perdona que te lo repita pero es que mi alma, corazón mío, ser querido o cosa parecida siquiera remotamente, amar de mis amares y querer de mis entrañas por decir algo, que si prefieres te digo latir de mi pecho o palpitar de mi órgano principal, que tanto monta como bien sabes, ser querido como verbo en principio no está mal, por eso te doy mi palabra, mi amor, que me creas o no sólo digo que luego hay que conjugarlo con personas y tiempos y modos distintos, y a riesgo de error siniestro o cagada que de eso como sabes si que entiendo, lo digo por lo de siniestro conque no sé de que te ríes,  mientras que dónde vas a comparar, fuera del hecho conyugal claro que ahí ni se discute, ser querido como sustantivo ya es en cualquier caso otra cosa, cariño, y tesoro, y esto sí que te lo puedo asegurar que aun entiendo más, mañana mismo si quieres que estaré bastante libre en la oficina… (aparente interruptus, fundido a negro, fin).

*

Fehacientemente feacios

            Nacidos entre ciudades estridentes y frases con muchos humos o al revés indiferentemente, insensiblemente crecidos día a día sin oído para la sordera ni vista para cortedades y miopías, y sin tacto aun para el polvo en lo terreno con el gusto en lo inmaterial colgado de nubes bajas hasta lo ínfimo, hasta hallarse confundidos y confundidas con o en una niebla cenagosa de nebulosos pantanos, no siendo ambas o ambos sin nada mejor a oscuras que Bárcenas y Jesús Gil para enseñarles a olerse la corrupción a la legua, en semejante ofuscación a tientas y trompicones en una tartamuda criados lengua de oídas palabras en, como no podía ser de otra por así decir manera, cualquier idioma ninguno, donde la única suya en una de reír o llorar calló como en caldera, del maestro jefe Botero pero Pedro y su mandil, en una mancha en lugar del país en cuyo nombre no querer acordarse, y como de otra manera tampoco podía ser por lo visto ni por lo oído y aun menos por lo palpado en el ambiente, salvo en olvidar por lo degustado al aroma de bombona sanbernardina con brotes de humilladero salteados de ojos tiernos, tres o cuatro que quedaban en estado de mirar en tal estado de ceguera aunque adornado con lenguas de ángel y adobado con oreja de mercader ¿cómo, a esas alturas de bajeza, cómo iba a olerse ni a percatarse cualquiera de estar siendo tan cómo decir, tan fehacientemente ni feo siquiera, sino… ya sé, feacio y a duras penas?

Y lo que de verdad importa, por lo que se ve y se oye, ¿qué hay del programa de Irisando y a qué canal lo habrán echado, lo de la educación estética en cuerpo o/y alma de alma y/o cuerpo no siendo ambos yo,  y sin parar en barras, para llegarse a majaderías rayanas en lo criminal o sea sub limes como pedir responsabilidad por pisar las flores que ni ve, envenenar el aire que no respira y destruir un mundo que no habita, ocupa, a un nini averiguado cualquiera ni fu ni fa ni césar ni  bruto y ni alcornoque siquiera? ¿es pues ésta la suya que ni siente ni padece ni la vida que se pierde apurando su copa ni la suya que no vive, por apurarla cuanto antes para poder repetir, la famosa indiferencia estética, al margen de tiempo y espacio y de una u otra existencia no siendo ambas por una nimiedad ni tuya ni mía como la hora y el día de esfumarse en lo mudo?, luego entonces ahora ¿es la neonormalidad sociosanitaria de este nuevo estado NNSS el famoso Dritte Reino o Tercer Reich en una o en otra lengua, no siendo en ambas entre lo uno o lo otro no siendo ambos?, ¿ésta la famosa indiferencia entre una estética política y una política estética?, ¿ésa en donde el gesto de gesta se confunde con la gesta del gesto a hora fija y en lugar común como escenario privilegiado de un drama histórico, pongamos puntualmente a las ocho en punto en cada palco o balcón en latín o en romance no siendo en ambos para no perderse nada, ni ganarlo por si acaso en el último acto resultara haber sido una historia dramática en primera persona pero no de las gramáticas, de las que se huelen al final? ¿y dónde queda como fundamento inamovible de cualquier estado político y no de naturaleza su ultima ratio, la amenaza de perder una vida que no se vive mientras se consume y cuanto más aprisa mejor sin llegar a consumarse, ya que al final todo viene a rayar sub limes más o menos en lo mismo?

Diarios de la peste, entrada fechada a 25 de Abril de 2020, subtítulo tachado Conmemorando alguna otra revolución de los capullos

&

Para quedarse helado (variación invariablemente por mutación sobre un tema contagioso del Chopenjauer ése)

En pleno oleaje enésimo de frío histórico y pandemia inédita la edición esdrújula del noticiario público informa que esa noche, la pasada para casi todos, han muerto de frío en la calle dos (…cómo decir, he aquí la cuestión, dramática pausa sin duda sino con atasco invisible en el teleprón…¿sinhogaristas sin carné?… ¿subsaharianos sin papeles?… ¿anónimos ciudadanos, o vulnerables vulnerados en su paupérrimo bulto?… pobrecita ella o él, qué pena me da, se ha quedado helado, ya lo ayudo yo…) unidades de ciudadanía, baja lamentable sin duda y punto. Y seguido, para algunos, como noticia del año de esta semana por otro temporal con nombre propio; a Dios gracias y a los fenicios por el alfabeto, ya no para más inrri el de mi abuela qed (para más info buscar inri qed en guguel o filo parentesco donde se pueda, y que haya suerte)

*

Y es que es de antiguo dudosa la cuestión, y discutida, de qué ser el hombre para el hombre y qué especie de animal; pues que de Ello se trata lo confirman sin duda ni titubeo no sólo Froid sino ése o cualquier otro telediario incluso inédito en la actualidad. Que sea por ello incondicionalmente mejor abandonar al bueno de Cervantes y su legado, o sea Alonso Quijano, para abrazar óptimo a Hobbes y su progenie mucho más hecha a tan fríos rigores y aun a riesgo de mordisco hacerse a la preposmodernidad cómo iba a ser, zarpando, lejos de cervantino ya ni siquiera para ser o no ser ovino o lobuno sin otra alternativa sino equiporcino/porcina leviatán, como solución salvadora del dilema por monstruosa y descomunalmente igualitaria y comunal, ya no.

            Pues  que haya de ser el hombre para el hombre dos por uno para ser un hombre por otro, desde el rucio hasta su Panza ya podían confirmarlo a Rocinante al menos. Y que saber cuándo hacerse el papel de cuerdo sabiéndose hacer el loco y cuándo hacer locuras sobre el papel al menos sea cordura, bien que resignada, quizás también lo firmaran. Pero que haya de tratarse en consecuencia de tratarse por principio en ambos casos de sendos puercoespines aunque sea el nombre largo, o de erizo que es más corto en lo que duele de verdad, y con todos los respetos sólo por tratarse de la primera cita a mano con un germano instalarse de entrada guardando las distancias como en cualquier asador de Alaska, maquinalmente en la paranoia de arrimarse sólo para ensartarse juntos o congelarse por separado en semejante desolación, ya no.

Aun si, quién lo duda, con esa mutación germana entramos ya por derecho y de pleno en la presente pandemia postpremoderna a instalarnos sin problemas, con toda comodidad y cincojés en tresdé, en la disyuntiva pero conjunción de vivirse en este mundo como voluntad o como representación no siendo ambas cómo iba a ser, con la inflexible voluntad de asistir a la representación en primera persona ajena y diferida en directo de la propia congelación, como qué iba a ser, como representante de la voluntad colegiblemente colectiva de colegirse en todo momento entre colegas del todo figurados pero literalmente en pantalla y literales incluso en el congelador figuradamente, con el último clic congelado sin clac entre los dedos aferrados al aifón para subirlo a la red. Que no es cuestión de salir de escena siendo la escena cumbre anónimo y congelado sin que nadie lo vea por culpa de una borrasca o un virus con nombre propio.  Y es que es de antiguo dudosa la cuestión, y discutida, de qué ser el hombre para el hombre y qué especie de fenómeno animal, vegetal o mineral, y hasta gaseoso mientras incluya burbujas de convivencia en cualquiera de las fases entre uno e infinito de esta pandemia.

&

Botellín oficial

Lo malo de las verdades indiscutibles no es que lo sean, sino a quien suele parecerles lo bueno. Que de algo hay que morir se cuenta entre las favoritas de verdugos y cirujanos para relajarse sin duda ante una operación complicada, como que todo lo que sube tiene que bajar lo es de putas y bolsistas, o que dos y dos son cuatro de todo cargo bianual.  Por eso cuando oigo decir que esto se vence con responsabilidad individual,  a alguien que habla siempre y por entero como partido, me dan ganas de irme de botellón botellín oficial en mano y suspirar hondo por acabar cuanto antes.

&

Ideas de concurso

De oficio adivino (o Díme como lo haces y te diré quién eres o Adivina a quien toca esta noche, los demás descartados; muestra de programas pilot ay, digo espoiler de las precuelas 1 y 2)

  • … ¿y suele usted poner en boca ajena lo que quiere?, sí, ¿y luego se lo saca como si fuera suyo?, sí, pues creo que ya lo sé, le quedan diez segundos si quiere asegurarse, vale ¿suele usted irse corriendo antes de acabar el acto?, casi siempre, pues ya,  la última para descartar ¿es usted puta?, ya lo siento pero no, plinnng… ¿lo tiene?,  pues díganos, por 5oo euros ¿qué oficio tendría esta señorita?, puta no, seguro, por eso lo he descartado, así que sin duda es …¡esperes peres pere!, dentro redoble (burrum rum rum rummmm) ¿así que es… pues periodista, ¡nguáaa, nguáaa, nguáaaaa!, ¡nooo, qué lástima!, no se desanime y pase a aquel lado que nos queda la repesca, pero bueno, vamos ver que nos tiene en ascuas, ¿a qué se dedica usted profesionalmente, si no es indiscreción?… (hiiii, hiii, risas) pues yo soy odontóloga (uauá uá uauauá, follón, aplausos), especialista de implantes en varias consultas y no me va mal, y como tengo bastantes clientes ¡anda! y por eso lo de… claro, es que no doy abasto, y tengo que irme corriendo de uno en otro mientras los anestesio y ya sabes, cielo (pose putón), otras cosas del oficio que no te voy a contar (uuuu) ¡bravooo!, ¡muchas gracias y un aplauso para despedir a nuestra dentista!… (yeeeee, uhh, plasplás) ¡eso es, ovación con media muela y vuelta al sillón…pero ay,  espere! (pose guapo chulapo) quesque yacasi semá olvidaó, ¿no tendrasun güequecito pamí que lo necesito y con muchisma urgencia… ¡yai tepillaó!, menuda cara mujer, qué es broma ¡y ahora sí un fuerte aplauso y hasta siempre!, nosotros seguimos con ….

2 )…pues vamos con las tarjetas, lo que hago más a menudo es tocarle los cojones al que me paga, urólogo, no es correcto, rebote, puta, no es correcto,  fontanero, no me importa arrastrarme delante de mis compañeros para alcanzar el primero mis objetivos, ejecutivo, no es correcto, rebote, reportero, no es correcto, prefiere ir detrás, rebote, espeleólogo, correcto, antes de empezar me untan de arriba abajo, esto sí hombre ¿cómo se llaman?, ¡nadador de aguas abiertas!, no es correcto que ahora llevan neopreno, rebote, pues puta, no es correcto, magistrado, no dejo de llamar y nadie me contesta, cliente de telefonía, no es correcto, rebote y mucho, vecino de Madrid, no es correcto, rebote, ¿pues monje?, correcto, nunca me verás dar la cara por mí mismo sino siempre por otros, un actor, correcto pero con rebote, un político, correcto y con rebote, ¡pero bueno y yo que sé!, Perico de los Palotes, o mi puta madre, correcto y correcto y sin rebote por favor, que era la tarjeta comodín, lo raro hubiera sido equivocarse aunque ha pasado, así que veinte puntos para cada uno  y vamos a la última conque atención, que ésta si tendrá trampa seguro y no hay rebote, tienen que decirme por lo que les voy a leer y por todo lo que queda en el bote de qué entidad se trata y cómo se llama a sus miembros, por ejemplo, constructora… y albañil, iglesia ¿y…? cura, eso es, o párroco también valdría  pero atención, bolsa y corredor, no vale broquer, o vendedor y mercadeo pero no márquetin ¿entendido?, las respuestas han de ser en español y a las dos cosas no lo olviden, ¿listos?, pues ahí vamos, mi organización exige en su nombre dedicación por entero para poder negarlo todo en su nombre,  repito, exige, en su nombre (pausa) dedicación poren tero (énfasis) para poder negarlo todo (pausa), negarlo, todo  ¡yensu nombre número uno, tiempo! /…./

&

Escenas costumbristas (bosquejos)

Restricciones en el comercio no esencial

¡Hay Dios, que le he dicho que sí!, ¡pues sólo nos faltaba eso, que nos faltara con la que está cayendo!, sólo que aquí con lo de la pandemia las existencias están completamente agotadas, tendrá que irse al otro barrio que está la central y allí lo encuentra seguro.

&

Malentendidos

… ¿y con sus propios ojos?,  pero si no tiene, que lleva siempre una lentilla de cada color por si acaso, de esa horteras que entre rojos subidos y azules ultraloquesea aún debe de estar pagándolas, y claro que te lo puede asegurar, como que trabaja en lo de Plusultra y ése te asegura cualquier cosa, pues le dices de mi parte que sí, que estaremos en el mismo sitio a la misma hora seguro, y cómo no si compartimos residencia, pero que eso no significa una relación porque con ella ya no hay nada pero nada en absoluto, eso también te lo puedo asegurar, yo y cualquiera que tenga ojos en la cara y no en rentin en la óptica, de hecho hace mucho que ella no me dirige la palabra y yo como soy tonto aún lo intento hacer de vez en cuando, pero no, no hay nada serio ni de preocupar entre mi muerte y yo.

&

Pareja por pareja (expresión de deseo en disfraz de hecho al modo clásico de Génova, y de hecho en pareja de versiones considerables A y B, aunque una siempre más considerada que la otra por cantidad y extensión)

A: Dado que al final siempre somos mayoría seguro que muy pronto se empezará demandar una ley que haga justicia, pareja por pareja, no a las de hecho sino a las de desecho.

B:  No seré yo quien ponga en duda la autoridad demostrada de la mayoría para decidir en asuntos vitales a lo largo del tiempo. Mucho ha que están regulados definitivamente por ley, en principio, el aborto, se ha aprobado la de eutanasia al final, y entretanto llevamos media vida conviviendo de hecho con la de parejas estables por derecho y sin más. Aun así, hoy es el día en que seguramente se empiece a echar en falta otra capaz de hacer justicia, pareja por pareja, no a la de hecho como denominación de origen, sino llamando por su nombre de destino a la de desecho. Y uno que más riguroso no podría ser, dado que siempre somos mayoría al final, además de ahorrar equívocos y situaciones que pudieran acabar siendo embarazosas permitiendo así tratarla con comodidad y sin tener que forzar la interpretación, antes de nada en los tribunales claro. Que siempre es un alivio.

Y más cuando sólo por tener un nombre a mano seguramente ya valdría de hecho la pena, aunque sea de hecho indemostrable en el presente, y sobre todo ante un tribunal o perdón, jurado popular, de los que prometen a la hora de hacer justicia o incluso un poco antes cuando se trata de algo indudablemente tan oscuro  como resolver, públicamente reunidos en privado, aun en aquellos asuntos vitales tan públicamente privados del todo que incluso se dirían sin palabras. Es más, aun cuando se trata en fin como aquí  para acabar de rematar el argumento de la pena máxima que es morir, pero doblada, que es tener que ir a hacerlo a la vista y ante ojos extraños  reviviendo una pena de muerte como quien dice por duplicado pero de uno que fue otro,  o quizás como quien callara hasta la muerte de pena por otro que fue uno pero ya hace mucho, aunque  además a la vez.

Con tales expectativas no sería pues de extrañar que pronto se empezara a demandar a mansalva, también en este caso, un procedimiento verbal que supone progresar de tal manera, sin duda notable, en los procesos judiciales. Y como quien calla otorga no seré yo quien la siembre con sus silencios acerca de su valor, pues para concluir tras muchos años de práctica con este tipo de juicios sólo puedo afirmar que sé perfectamente lo que me digo a solas.

&

Del afirmar negar la mayor a la menor.

Oir en boca de un parlamentario español actual, cuyo contacto con el pensamiento de cualquier especie suele limitarse a la inauguración de jardines, figuras no lógicas sino de lógica como ésa retórica del  “decir eso usted es un oxímoron”, o el celebrado “niego la mayor” aun en boca del menor de sus enanos más célebres, o enanas claro, poniéndose por montoro o por montero el mundo de la lógica y al revés encima en mitad del hemicirco, eso sí que no es un oxímoron, que más quisiéramos, se ajusta exclusivamente por el contrario, por qué iba a ser, a la más rigurosa lógica escolástica y además para ser precisos de una forma BARBARA con mayúsculas.

Que es decir de un modo tal que la conclusión ha de ser necesaria y universalmente afirmativa por fuerza, pero de la lógica, acerca de la insondable hondura de su altura intelectual: obviamente nula como superficialidad pero por compensarse, no por falta de todo pensamiento como en cualquier jardín pasada la inauguración. O sea, no sin pensar bajo ningún concepto nada ni ninguna cosa sino al contrario, sino pensando por el contrario sin el contrario pero además sin pensar, para compensar, por pura automatización del discurso. Y aun así como se ve, y  a veces hasta en televisión, con oximoron in verbis pudiera ser pero siempre por contradictio in re que es donde se sitúa de iure la definición por oposición, como cualquiera de sus señorías sin duda sabe, y no de facto al revés.

Pero acerca de la moral en cambio,  de su invariable elevación me refiero y siempre por compensar entre tanta bajeza,  ahí tampoco me cabe la menor duda sino afirmo que la mayor, y no la niego. A saber, si habrán tenido que hacer un master de ergonomía y optimización de recursos, o asombrosamente es don de nacimiento dar necesaria y universalmente la talla de bajeza necesaria para estar siempre a la altura de su insondable superficialidad. Aunque para ser preciso no exactamente por compensarse a perpetuidad en este caso, si es que hablamos de ética, sino por consentirse al instante, y sin pensar, de todo y sin sentir y además a la vez seguramente por compensar. Que otra explicación no se me alcanza para la indiferencia resultante.

Porque algo así no se aprende en parte alguna del todo, ni del todo en parte alguna: que es donde por fin, ahí sí, encuentran lugar común  en el holgado seno de la retórica por no decir anchuroso al menos como sus espaldas. Pero no a la altura del oxímoron desde luego. Sino concretamente de la figura política por antoanonimasia entre nadie y su contrario o al revés no siendo ambos, que como de otra manera tampoco podrían ser es la metonimia por qué iba a ser: por sacarla gorda en el acto, su parte respectiva cada quién me refiero, pero  del todo. Y de paso hacer honor a su nombre como hombres de partido por entero.

*

            Aunque quizás quepa después de todo algo parecido a un oxímoron in re parlamentariamente hablando,  o sea una oposición objetivamente retórica; claro que tan sólo en el caso exclusivo de que la cosa a parlamentar fuese la existencia misma del sistema de parlamentar en que se discuta la cosa, que es decir el parlamentar, o lo que es decir lo que es decir, la cosa, la del decir claro.  Pongamos (y quién lo iba a decir, y qué cosas) hablando  de república como de cosa, pero pública, en un país u otro entendido como comunidad de propietarios. Pues una de dos: o tal cosa no es cosa que sea, por más que se hable, o la cosa es que no sea y por eso se habla; tertio excluso y no por mí, por definición constituyente de cosa y propiedad, y de que a toda cosa le corresponde siempre y necesariamente una u otra propiedad privativa pero nunca jamás ninguna. O no será cosa que sea. O será cosa que no sea.

Como claro es también que, a diferencia de la Legión, a ese tertio excluso  siempre se le pueden buscar en uno u otro país las cosquillas de una tercera vía, y más pensando en otro país que en uno. Por ejemplo, conforme al argumento del cornudo de Megara, no el de Guásinton, no tienes lo que has perdido, ergo si no tienes cuernos será que los has perdido. De modo que una res que se dice pública como propiedad privativa y definitoria  no sería ya necesariamente paradójica: pues ya podría ser que la tal república estuviera perdida por una parte, y se anunciara así precisamente por encontrar dueño cuanto antes por otra, tanto monta ya cuál y por dónde. Y más cuando a modo de argumento auxiliar, ciertamente dirigido ad hominem y a ninguna res bufanda saltarina por los hemicircos, en cualquier otro caso sí que estaríamos abocados a hablar en verdad (por referencia claro) de una república como un bien sin amo en un cálido invierno con un interés desinteresado o una lengua singular en común; algo mitológico en fin como un centauro o minotauro, a medias diputado por hombre y a medias por asaltante de congresos parlamentariamente hablando. Y eso sí que ya monta tanto en imposibilidad objetiva que ya tanto monta imaginarlo in verbis coronado como bisonte bicornio, o sin tricornio encorbatado bufando por los escaños.

&

Declaración jurada de espanto, y de amor: palabra.

Ya sé que soy viejo y estoy solo o al revés porque yo me lo he buscado, y pensando en el futuro ni jodí para tenerte ni te tuve para joderte por derecho ni al revés, eso que llaman tiempo, pero madre o hija o materia santa, antes de irme que se me acaba el aire tenía que decírtelo,  entre órganos en ruinas y púlpitos vacíos, sólo tú pálpito vano sigues dando en el blanco centro sin arco ni clave de este templo en ruinas a mi aliento alas y a mis pasos peso, donde se acaba el aire y se diría todo dicho y hecho para seguir callando en el vacío grave sólo tú sin estar prosigues donde sin cesar estás, sombra sin sombra de nombre sin nombre,  reinando sin ser reina en mi sueño.

&

 


Filomena y los gomorritas

Me acucia desde niño la cuestión que desde antiguo le plantea el sodomita a quién iba a ser, al teólogo, ¿por qué tenía que caerle precisamente a la mujer de Lot la lotería? ¿Sigue siendo el nombre un destino ya prescrito desde que el mundo es mundo, o ya ha prescrito? Y si no es […]


El caso Kinapudó  (pesadilla pandémica)

Encontrados en Alcantarilla pero de Murcia restos de lo que jamás se hubiera dicho un ciudadano, aun pudiendo en catalán o en castellano descompuesto sin haber compuesto durante esta pandemia, cosa sin duda digna de mención, cosa digna de mención, cosa digna de mención sin duda no siendo por la escueta nota dispuesta a su […]


Del uso de la lengua como afrodisíaco

El parlamento español que parecía agonizante como parvulario en Castilla se ha vuelto excitante de oficio en el acto, que es de agradecer  verbigracia hasta en Cataluña en cualquier lengua cunicular,  desde que nos ha sido dada voz con voto en ese entierro hasta en latín deogracia para erguirse excitada y excitarse erigiéndose, además a […]


Mar negro

Ya no descubro el Mediterráneo cada mañana. Tanta muerte en boca ajena no me deja. Sin palabras en cambio, sí. Que tozudo aragonés aún tengo una sola, y a penas, mientras yertas las demás no saben ni qué decirse ni qué hacerse como no sea el muerto. ¿Pero cuál? Porque se muere Rita migatamonga, Rita […]


Oficialmente de luto

Este fin de semana está siendo en efecto el luto más largo y animado de la historia de España. No hay piscina ni rincón del que no llegue el clamor de las ánimas en pena. Como en otros asuntos de placer o dolor, será por compensar magnitudes y que el total resulte breve pero intenso […]


De la Nueva Normalidad, y de la vieja

El muerto al hoyo y el vivo al bollo: ¿y por qué no voy a salir de marcha guardando las distancias, si hay treinta mil plazas libres? Si es lo que nos espera, y sí, es lo que nos espera, prefiero lo primero. Y dejarles el bollo a ellos. * Respuesta a la pregunta airada […]


En primera persona gerente

Y qué bonita muletilla para semejante faena, faenar semejantes con algún provecho. Sobre todo en boca de un yo hablante de algún idioma de los periódicos, oscilante a discreción de continuo, aunque de continuo discreto. Como quien dice desde algún lugar de una mancha continua donde mear a discreción entre mi tú que es tu […]


Contra nuncios superfluos (notas en noche de confinamiento sin fin)

Hay un instrumento que me hace gemir más que el de mi dentista, el mío entre los labios mayores o menores de mi publicista. * En lo más íntimo quiero chile, mayonesa por encima y me mete por favor un par de pepines parentales con mucho laic,  no se le olvide rascarme la patata, ah, […]


Ser referente

Tan raudo medra la necedad del adorno superfluo que no doy abasto, y eso que me dedico profesionalmente a ella a tiempo completo. Aún no estoy a medias con lo de ser referente y ya me topo de bruces con un oleaje… (pausa dramática y no mía, del enunciante) significante, de hasta siete metros que […]