Archivos de la categoría: Sin categoría

Ecos de la peste (X)

  Crónica de muertes anunciadas Con esto de vivir las noticias en primera persona y los dramas en tercera, por pura especulación me pregunto cómo y en cuál vivirían los periodistas caer contagiados de pensamiento reflexivo. A juzgar por sus colegas profesionales desde Jegel, y ya ha llovido, probablemente ni en segunda ni en cuarta […]

Ecos de la peste (IX)

  Así hablando de Zaratustra             Dicen, periodistas, que esta crisis nos va a cambiar. Pronto me lo piáis para cambio hondo, Don Diego. Pero sea, no acabe también yo en entrecomillador vocacional y desacreditador de oficio. Acepto su palabra. No sin hacer constar algunos extremos al modo político de aparentar seriedad y urgencia, numerados. […]

Inspiración

      Inspirar. Una bombona un tubo una boquilla una boca, en una camilla una manta una almohada, una mascarilla una boca. Expirar.        Inspirar. Un pino dos tomillos pinaza mojada un conejo, Alba loca en pos una piedra rueda, una pared enterrada una terraza, por la pinaza, bajo los pinos, una piedra suelta entre la […]

Ecos de la peste (VIII)

  Conjurar en caldeo Esto de darse a dar como sea con la mascarilla por siaca  o por saco (de pies a cabeza los desaprensivos más aprensivos) me recuerda y no sé por qué a lo que hacía mi abuelo conmigo, zopenco de mí, y hago yo con mi bellísima Alba podenca por sí: ella […]

Ecos de la peste (VII)

Ecos de la peste (de los diarios nocturnos, o de los demás)     Cuarentenas Sospechoso de coronavirus, soltero jubilado sin hijos y en Madrid recibe orden de confinamiento por un máximo de 14 días y fallece por el impacto emocional, en concreto un infarto por la brusca reducción de su tasa de cuarentena permanente […]

Ecos de la peste (VI)

  … en el escenario actual cabe ya esperar cualquier cosa.             El país está conmocionado o perdón, entrando entero en Choc de los Grandes provincia de Ayaimeiría; que caber cabe, aunque ya es prodigio. Pero ante todo porque incluso se diría que parece empezar a insinuarse algo que a duras penas cabe en imaginación […]

Ecos de la peste (V)

Propaganda de actualidad a propagar         Si quieren ustedes darles de comer, ni lo duden: el sitio que buscan es Aparte. Única en Europa la cadena Aparte ofrece bridas de titanio de metro y medio con anclaje de bozal, freno para tascar y lavaderos de cuatro manos por ejemplar en el aparcamiento, Pero si […]

Ecos de la peste (IV)

Nota etnográfica, posible utilidad profiláctica               Con esto de tener que entenderse a dos metros y subir más la voz vamos a tener en España problemas de comunicación, concretamente sordera. Menos aquí en Valencia.

Ecos de la peste (III)

Sin palo pero con palote               Estaba escrito, Dios castiga sin palo sed cum corona viris, que salvo error luterano o errata republicana de mala fe en nada atañe a nuestra constitución política sino moral, y no como soberanos castigadores sino en tanto humildes castigados. Y que se conviene de antaño en que reyes […]

Ecos de la peste (II)

De la santísima neutrinidad   (o del credo de la prensa, incluyendo el catetismo trentino del vulgo en las redes de Satán, según los rumores a convertir en la genuina profesión de fe) Una vez más hablan indignados de los bulos en la red como si el problema fuese la red. Como si las armas […]