ESTA GENTE TAN UFANA (REDOBLES)

Unos cuentan con el sentimiento redoblado para no rendir cuentas: y no se rendirán. Aunque los otros lo sientan todo por duplicado, y tampoco. Así cuando llegue el día del juicio perdido de antemano, el menos pensado, todos sentirán haber consentido sin pensar más, aunque para compensar lo habrán sentido mucho desde un principio, irreplicable desde luego: por duplicado, pero en su versión original.

            Que por ser sinceros aun con tanto cero en juego seguro que reducirá su pena, como mínimo a un medio. Lo que efectivamente se cumplirá por fin en todos, que seguirán en su integridad contando por partida doble como partidos, aunque ninguno por entero, para el futuro. No sólo para llegar a no haberse enterado de nada del todo desde un principio, que desde luego aún sería de sufrir, sino por no llegar a enterarse de algo de nada, que es ya lo insufrible: algo de nada que es ya lo insufrible del todo por duplicado.

O sea, por la otra parte, como el destino histórico que desde ahora nos espera desde siempre en versión originalmente redoblada desde luego no, pero redoblanda por el momento en cualquier momento desde el Bruch hasta Calanda y desde Calanda hasta el Bruch redoblanda y redoblando, y duro, y dura, y alto y bajo y todo junto pero separando en cuanto sea menester de acallar y ensordecer, por principios desde luego, desde siempre. Que es decir por ejemplo desde esta mañana, tan soberbia en el aire, esta voz de gente tan radiante como radiada, y tan ufana, yo soy españán, españán, catañol, yo soy catalol, catalol, europán, una y otra vez hasta alcanzar la sociedad. Y tan ufano por duplicado.

Comments are disabled for this post