SOLILOQUIO

En paz con los hombres y en guerra con mis entrañas, recogiéndome a mí mismo en el lugar más tranquilo de la casa aunque sea parcialmente, veo que no hay noticias de corrupción en la prensa, ni siquiera en Mediaset. Y yo sin acabar de aliviarme. Porque lo más preocupante no es el vuelo de un moscardón por los contornos cuando estás cagando, es que se calle.

Comments are disabled for this post