MÁS HIJOS DE SÁNCHEZ (MARTA)

El himno nacional de las decadencias es internacional, con la misma cadencia y letra desde el paraíso: el «Que no decaiga». 

&

Once tíos al unísono mudos y quietos quizás imponga al instante. Respeto no sé, pero precaución seguro. Once tíos desafinando al unísono, eso ya puede ser lo mismo una boda que un congreso. Y también impone al instante algo, irse.

Conque al final los utilitarios patrios tienen razón, los seiscientos son más útiles que los 300 para poner en fuga, y cuantas más letras en los himnos mejor para salir a escape siempre que lleven ellos la voz cantante. A una isla de unicornios donde dicen que aún se escuchan silencios acordados y sin necesidad de acordarse.

&

 

Comments are disabled for this post