Violencia de especie

Rita se me sienta en las pelotas, mientras escribo, porque me quiere, pero eso no basta, me nota ausente, será que es Bastet, sin duda por rescatarme del otro lado además tiene que ronronear, mullir, maullar, y rotar sus agujeros posteriores al tiempo que los revoluciona en torno a su eje que cuál iba a ser, aunque sea poco, para eso hay que ser gata o perderse en 4G en un Gatasutra en realidad virtual, como siempre. Joder, cariño, vale, ¿pero por qué no te estás quieta un momento para variar? Pausa forzada para café, camino al microondas sale la perra Nui bajándose de mi cama con cara de contricción, toda de negro como siempre porque tu cama no es mía ya lo sé pero como tu yo es me too y es todo para mí, mi amor, claro, pues pasa lo que pasa, guau, aunque la verdad no ha sido nada, un momentito de nada encima y además que ya lo dejo y te la dejo guau toda para ti y lo dejamos guau estar, ¿eh guau, eh que sí guau? pues nada nada, guau, déjalo y tú a lo tuyo mi negra culona y Cuca también devolviéndome cuanto le doy y aun con creces de yerbas o de heces en salpicón por la alfombra, y Mía a lo mío que es lo suyo, joder que me vas a tirar, no te cruces en mis pies, ¿pero es que no me ves?, cerrando de salida la puerta de la cocina con el culo eso sí pegado al suelo y la boca aun relamida de tanto remordimiento a diestro y siniestro, a lo de Rita y a lo de Cuca para ser justa y qué, ¿te pasa algo, eh?, ¿y aún tienes el morro de llamarme así como si nada, que Mía esto, que Mía lo otro?, ¿por qué no te vas a escribir cariño con eñe por si no lo sabes y me dejas a lo suyo que es la mía?, pues fuíste tú quien me llamó, a ver quién te mandaba, y vale vale quién iba a ser, anda vejestorio, tira, cada cual a lo suyo y tú a lo de todos y como Dios menos lo tuyo, y si no haber nacido obispo que decía mi padre, o sin colgajo, se oye mascumaullar a la vieja Cuca desde el fondo de su cojín, en fin, mañana será otro día y a ver qué dicen los tertulianos sesudos de la actualidad, lo de siempre ah pues no, mira tú: la opresión de las hembras de cualquier género que sea por lo visto es algún genero de violencia de una especie muy singular. Qué gran verdad, no salgo de mi asombro ni para mear, con esto de la próstata tendré que ver más la tele pero oye Rita, ¿tendrías la amabilidad de devolverme el mando?

&

Comments are disabled for this post