DE LA AUTONOMÍA DEL ARTE

Hoy al fin he entendido lo que significan la autonomía del arte, y que anunciar la ley ignorada por los demás no obedece a otra ley que la del propio anuncio, y por qué dijo Rilke que la belleza es sólo el anuncio de lo insufrible, en su caso por palabras, conque de muestra un botón ya sobra. Y gracias que lo he visto en directo en el periódico, que va al grano, y no en un ensayo donde uno ya está perdido de entrada en lo insufrible de una repetición inexorable, como quien dice de oficio, en el intento de decir uno lo que se muestra sin decir en su decir a otro, y sin mostrar uno al decir lo mismo que se dice mostrar al decir el otro: que aun así no es lo insufrible aún sino sólo su anuncio, que es decir en este caso que el arte se anuncia como anuncio de lo insufrible pero no en lo insufrible del anuncio, pero que eso será sólo lo que se dice un anuncio y no lo que de verdad se muestra en su caso entre el decir, y lo dicho, y etcétera permanente de bucles. O sea lo dicho, que es decir, menos mal que lo he visto en el periódico que yendo a lo nuestro va a lo suyo sin rizar el rizo en busca de autor con permanentes filigranas y sin visos de ir a cobrar su pieza, que es lo insufrible.

           “Madrid, Gran Vía-Chueca. Pirsin, tatuajes, sin dolor, peluquería de autor. Autorrizados a domicilio, rizos de ensueño, permanentes veinticuatro horas. No se admiten visas”.

 

Comments are disabled for this post