Archivos del autor: J

DE LA NUEVA POLÍTICA

Vale, éstos no son galgos sino podencos. Pero ¿de qué coño le iba a venir al podenco ser rabilargo de casta, no siendo el de una casta lujuriosa? &

PRIVADOS

Me pregunto por qué desde que hay privatizaciones se nos priva de oir mencionar siquiera en medios públicos o privados la palabra privación. Se lo preguntaría a Olivares pero parece seguir como privado hasta de audiencias. Claro que habiendo libertad de expresión ¿quién nos priva de decirla en privado? Nadie como quien dice. Aunque acabo […]

KANTIANA

Entretenimiento para amantes del saber hacer cosas con cualquier lengua pero mejor otra y luego, que es decir filósofos en paro entre otros desde siempre: ¿dónde y en qué exclusivamente puede venir a sonarles a lo mismo a primera vista didenquen dingen que didingen denquen y deaizinc que decincai? Que si quieren sacar a la […]

COJITOS

Hasta qué punto España entró en la modernidad de revés por un revés y así le sigue yendo, de culo y cojeando como Quevedo, se aprecia quizás mejor que en ninguna otra figura en el lema fundacional de la empresa, donde el cogito de Descartes se dice pensar que piensa, que existe, y que luego […]

ITALICAS FAMOSAS

A quien no le parezca antes de nada irónico lo de Salvini negándose a salvar naúfragos -aun si después quedara mucha tela que cortar con otro par de cosas de las suyas- es que no conoce Italia ni lo que es el italiano salvo como lugar común en cualquier romance latino. Para empezar porque ya […]

NOMBRES

Mis animales cuyo soy tienen todos nombres de amante. Ésos que sólo dos habrán oído bajo capas y capas de cielo cuando se monde la última y se vea nada, un hueso roto de nada, chiquitín, hala a correr. O simplemente en casa, que los hay de todo estilo y sin él, no vamos a […]

TELEVISIÓN BURCABLE

Yo estaba mirando a unos tíos en pantalón corto con sus talentos al aire, aparece una autoridad airada tapando camáras y ocultando sus objetivos, que no mire nadie a las mujeres del público, que es lo que tenemos que empezar a hacer todos, dice. Le digo que tranquilo, que yo no puedo verlas en directo […]

HASTA EL CODO

En un mundo de medios donde lo sustancial pasa a medias o no pasa, para descubrir hasta qué punto es uno coautor de sí mismo y dónde empieza colegiblemente su propio curso de obra, colector mediante, no hay sino arremangarse, meterle mano hasta el codo y sacar lo que se pueda hasta que fluya como […]

ORGULLO

Nada de fobias. En las celebraciones del Orgullo, como en cualquier representación de la Pasión con o sin trajes, lo único que puede causar cierta irritación es lo que suponen de oficio en el acto. En el caso, la meticulosidad.

ERUDICIONES

En el nombre de cuanto vuela sólo querría saber, como mariposa, bajo qué alfiler yazgo pinchado. Y en qué nombre florido como capullo.